La responsabilidad ética de contar la verdad de los hechos es fundamental dentro de la Pandemia del CoronaVirus. Tanto para los líderes políticos, como empresariales, sindicales, colectivos, fundaciones, etc.