El que escribe esta reflexión acumula casi 30 años dedicado a la información y a la comunicación corporativa. 15 años como periodista y 15 años como Consultor. Mirar el futuro, es decir, el presente es terrorífico. Y nos tenemos que adaptar para olvidar el maravilloso Siglo XX. Los lamentos ya son vacíos, artificiales. Es momento de combatir.