Madrid, 17 de enero del 2013.-  “Esto de Internet, abrirse un perfil en Facebook, Twitter, Linkedin, un Blog…yo lo veo muy fácil, cualquiera lo puede hacer, cualquiera habla, opina y se crea sus círculos de amistades. Y todo gratuito, lo llevas en el móvil, lo miras de vez en cuando”.  Sí, esto es totalmente cierto…cuando nos referimos a perfiles personales. Cuando nos referimos a perfiles empresariales o de marca en redes sociales su gestión es compleja, delicada y con múltiples consecuencias. Enfrentarse a una página corporativa en Facebook, Twitter, Pinterest o un Blog requiere de un protocolo básico:

Sigue leyendo