Esta historia arrancó en la pregunta de un periodista: ¿Para qué sirve una Agencia de Comunicación?. Después, un amplio número de profesionales se animaron a dar su razón. Muchas gracias a todos y a todas.El reto era llegar a #500razones, pero no era necesario. Importa menos el número que la calidad de las contribuciones. Sí hemos llegado a #300razones y el reto se ha conseguido. Aquí aparece una lista, casi infinita (impresas ocupan 22 páginas). En breve vamos a editarlo en otros formatos para facilitar su lectura y consulta. Están clasificadas en 20 secciones (15 razones por cada sección) relativas a la actividad comunicadora, en empresas y directivos, y sus beneficios. Si ves que sobran, faltan o hay que modificar alguna razón te animo a que participes en este ejercicio colaborativo, sin precedentes, cuyo espíritu fue impulsado por Cristina Aced @blogocorp. Por cierto, estas #300razones no es escriben contra nadie, ni contra nada. Tan sólo para dignificar el competitivo trabajo de miles y miles de Agencias de Comunicación en todo el mundo. Y sí, el que escribe estas palabras trabaja en una Agencia de Comunicación.

Anuncios

El plazo vence el próximo 30 de mayo. Yo estoy seguro que entre todo-as llegaremos a las 500 razones. De momento, me voy a centrar en las competencias básicas de un profesional de la comunicación corporativa: Imagen Corporativa, Relaciones con los Medios de Comunicación, Comunicación Interna, Eventos y Protocolo, Relaciones Institucionales, Responsabilidad Social Corporativa. Y después llegará el maravilloso baúl de Internet con todas sus herramientas, estrategias, tácticas, sorpresas…En definitiva, llegar a 500 razones para que un ser humano influya sobre otro ser humano. Ni más, ni menos. El próximo 2 de junio, la solución.