Ben Bradlee la vida de un periodista

En el año 2000 me animé a leer sus memorias: “La vida de un periodista” (Ediciones El País, año 2000) y doblé la esquina de algunas hojas. Hoy he rescatado este libro, en papel, y he vuelto a leer aquellas anotaciones que más me impresionaron en su momento. Unos subrayados, centrados en el quehacer periodístico, pero también muy útiles para cualquier tutorial de marketing de contenidos. Ben Bradlee era un cazador de historias en busca de la mejor verdad. Un magistral creador de contenidos al que acudir. Sirvan estas pinceladas de su magnífica autobiografía para iluminarnos:

Rebelión en la granja

La recesión de los perfiles profesionales es otra revolución cultural, muy pegada a las grandes innovaciones tecnológicas de los últimos 10 años. Hoy, cualquier persona presume de hacer cualquier trabajo. Incluso por encima de la estadística, y de los resultados, tangibles o intangibles. Se prima más el arrojo irresponsable e impresentable de ciertos individuos sin currículo, ni trayectoria. Individuos que se arrastran por las empresas y las dejan vacías de continente y contenidos. No importa. Es el momento ideal de volver a releer “Animal Farm” de George Orwell (1945). Seguro que cada uno encuentra paralelismos en sus vidas personales y profesionales.

manuel carrillo actor

Una de las sensaciones más desagradables de Google es comprobar que tu nombre no es único. Sobre todo cuando usas sólo tu nombre y el primer apellido. Un planeta con 7.000 millones de seres humanos no equivale a 7.000 millones de nombres exclusivos. Tenemos 7.000 millones de ADN. Quizá este es nuestro auténtico nombre, nuestro código genético.

Selfie-Paul-McCartney-Warren-Buffett_MDSIMA20140714_0366_36

Cada uno de nosotros podemos trasladar esta anécdota a nuestra vidas personales para ser conscientes de la realidad en la que vivimos. Y las marcas también pueden hacer la misma reflexión. Ejemplo. Soy fabricante de lonas de plásticos para cubrir grandes superficies de tierra, tanto para explotaciones agrícolas, ganaderas, como para otras utilidades. ¿Qué contenidos debo generar para atraer la atención de mis compradores?:

Buy Now nuevo botón Twitter

Cada empresa debería tener un conocimiento minucioso de los hábitos digitales de consumo de información, conversación y ocio de cada uno de sus clientes. Desde el big data, desde el CRM o desde la base de datos de su equipo de ventas. Si un porcentaje elevado de sus clientes tiene cuenta activa en Twitter se puede plantear atacar esta red desde una cuenta corporativa, desde las cuentas personales de sus directivos, o desde la cuenta en Twitter de un líder social que exista en su empresa. A las personas nos gusta hablar con personas, fotos con fotos. La conversación de personas con marcas es siempre más complicada y requiere de mayor tiempo de maduración.

Rey Felipe VI, Reina Letizia

La coronación de Felipe VI tuvo su momento estelar en su discurso en el Congreso de los Diputados el pasado día 19 de junio. Al margen de la estrategia de comunicación seguida por la Casa del Rey, antes, durante y después de este evento histórico, surge la reflexión de la resistencia al tiempo de los discursos institucionales, políticos, corporativos, etc. Tanto los discursos leídos en papeles, como en las pantallas de cristal transparente. Parece que ante un discurso adoptamos ya una posición mental defensiva para adivinar su duración, y en qué momento vamos a desconectar.
¿Habría sido muy arriesgado convertir el discurso de Felipe VI en un vídeo (storytelling) de 15 minutos?. Y realizar después un ejercicio transmedia, extraer el texto para la prensa, cortes de audio para las cadenas de radio, una serie de fotografías para las diferentes redes sociales, publicar tweets en tiempo real con el resto de los contenidos comentados.
¿Cuál fue la profundidad comunicativa del discurso de Felipe VI?. ¿Lo escuchamos entero, lo leímos entero?. ¿Qué ha quedado en la memoria de los españoles de este discurso histórico? ¿Los titulares periodísticos de esos días o todos los comentarios y chistes de las redes sociales?. ¿El discurso de Felipe VI inauguró su camino y ya le puso piedras?.

pegamento engagement social media

El brillante gurú digital, Brian Solis, fue uno de los primeros en utilizar el concepto: “engagement” aplicado a las comunidades digitales. Su traducción al castellano nunca ha sido fácil, pero me atrevo a denominarlo: “pegamento”. La economía digital que disfrutamos desde la creación de Internet (1969) nos permite generar grupos de personas, alrededor de nuestra vida personal y profesional. De cada uno de nosotros depende la calidad del pegamento con ese conjunto de personas. Habrá seres humanos que se acercarán a tu perfil y se irán rápidamente (ojo con esta tasa de rebote). Otros se acercarán, llamarán a la puerta y si les interesa entrarán en tu vida. Cada persona guarda los intereses con sus contemporáneos. En cualquier caso, el engagement, el pegamento no se compra.